De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardiovasculares son actualmente la principal causa de muerte en todo el mundo. Estas son las enfermedades que afectan al corazón y los vasos sanguíneos.

La salud cardiovascular depende en gran parte de nuestros hábitos, y llevar una vida saludable puede ayudar a prevenir la aparición y/o ralentizar el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares.

Como siempre enfatizamos, prevenir es mejor que curar. En Salud, nos tomamos en serio tu cuidado y el de tu familia. Te presentamos estos hábitos que puedes implementar para ayudarte a mejorar la salud de tu corazón.

  • Ejercicio diario: Recomendamos un mínimo de 30 minutos al día de ejercicio moderado. Salir a caminar, o asistir a tu clase de zumba favorita tres veces por semana es más que suficiente. El ejercicio mejora la capacidad pulmonar, disminuye la tensión arterial, reduce la formación de coágulos y ayuda a bajar los niveles de colesterol. También puede ayudar a perder peso y a combatir la obesidad.
  • Evita el consumo de grasas saturadas: Aumenta tu consumo de frutas y verduras. Al mismo tiempo, reduce las grasas saturadas presentes en carnes rojas grasas, bollería industrial, postres y alimentos procesados. 
  • Disminuye el consumo de alcohol y bebidas azucaradas: El consumo de este tipo de bebidas no favorece la salud cardiovascular.
  • Respira profundo: El estrés y la ansiedad provocan un aumento tanto de la frecuencia cardíaca como de la presión arterial, lo que conlleva un mayor esfuerzo del corazón y un aumento del riesgo de sufrir un infarto. Las situaciones de estrés son inevitables en muchas ocasiones, por lo que es necesario aprender a manejarlo para no forzar el sistema cardiovascular. Recomendamos meditar 5 minutos todas las mañanas, y hacer una pausa para medir tus reacciones cuando te sientas muy estresado.
  • Evita el consumo de tabaco: El tabaco tiene efectos nocivos en el sistema cardiovascular y aumenta considerablemente la probabilidad de sufrir un infarto.
  • Visita a tu doctor: Además de seguir un estilo de vida saludable, es fundamental realizar chequeos médicos regulares para controlar los factores de riesgo. Durante estas revisiones el especialista marcará las pautas adecuadas a cada paciente.
  • Toma un suplemento natural: El CoQ10 puede favorecer tu salud cardiovascular incluso si no sufres del corazón. Este suplemento mejora el flujo sanguíneo y la hipertensión. Además es un antioxidante poderoso, y estimula el sistema inmune.

Te recomendamos seguir estos consejos para que puedas mantener el corazón en perfecto funcionamiento y bombeando con fuerza. La clave de un corazón sano es ir haciendo pequeños cambios en nuestros hábitos saludables diarios, para que puedas disfrutar de una mejor salud cardiovascular.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita virtual con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visitarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.