Con el paso de los años, mucha gente sufre de pérdida muscular. Si este es un problema con el que te sientes identificado, sigue leyendo. Tenemos una solución bastante fácil de implementar.

La atrofia muscular puede ocurrir por muchas razones, entre ellas, factores genéticos, y una vida sedentaria. Alrededor de los 75 años de edad en adelante, las probabilidades de sufrir de pérdida muscular se hacen mayores. 

Una de las mejores formas de prevenir la pérdida muscular, o de aliviar la condición, es realizar entrenamiento con pesas.

Esto puede sonar intimidante si nunca antes se ha practicado, pero entrenar con pesas ayuda a aumentar la fuerza muscular, así como la resistencia.

Lo recomendable es comenzar con pesas bien pequeñas, de una o dos libras. Con el tiempo, se puede aumentar el tamaño de las pesas si se desea incrementar la resistencia muscular, pero hacer ejercicio con pesas pequeñas de manera frecuente es un buen comienzo para evitar la pérdida muscular.

Los ejercicios con pesas deben ser acompañados con algunos ajustes en tu estilo de vida, ya que agregar actividad física que no es habitual, requiere compensarla con una dieta balanceada, rica en proteínas y grasas saludables, suficiente descanso e hidratación adecuada. Puedes complementar tu dieta con batidos de proteína cada vez que termines de hacer ejercicios, para ofrecerte hidratación y soporte muscular adicional. Recomendamos tomar el CGH3 a diario para ayudar a prevenir la pérdida muscular.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita virtual con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visitarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.