Las mujeres tienen una etapa en la cual sufren de mayor insomnio que los hombres.

Los cambios físicos y hormonales, la ansiedad y la depresión, hacen de la mujer un blanco especialmente fácil para los trastornos de sueño. En los últimos años se han analizado los últimos hallazgos en materia de trastornos de sueño en la mujer, con el objetivo de llamar la atención sobre la importancia del cuidado del sueño para prevenir el deterioro de la calidad de vida, el aumento de accidentes y el incremento del riesgo cardiovascular.

Factores de Riesgo

Aunque el insomnio es el trastorno más frecuente entre la población general, entre las mujeres se da el doble que entre los hombres. Estas diferencias parecen acentuarse con la edad, de manera que las mayores de 65 años presentan tasas de insomnio más elevadas. Así, mientras su prevalencia en mujeres premenopáusicas está en torno al 33 a 36 por ciento, aumenta hasta el 41 a 61 por ciento en mujeres posmenopáusicas, debido principalmente a una tendencia creciente a la ansiedad, depresión o trastornos del estado de ánimo, y de trastornos primarios del sueño como la apnea, una patología que provoca un colapso del flujo de aire hacia los pulmones que, en ocasiones, desencadena la disminución de los niveles de oxígeno.

El embarazo es uno de los periodos de la vida de la mujer en el que los trastornos de sueño se acentúan notablemente, en gran parte causados por cambios fisiológicos como la distensión abdominal, los movimientos fetales, los vómitos, que aumentan los despertares nocturnos y reducen la eficacia del sueño. De hecho, hasta el 70 por ciento de las mujeres embarazadas tiene algún trastorno o dificultad en el sueño, fundamentalmente insomnio o somnolencia excesiva.

La menopausia es otro de los momentos claves en la mujer, donde también se producen cambios hormonales significativos que se traducen en alteraciones físicas, fisiológicas y psicológicas que favorecen la aparición de trastornos o dificultades en el sueño. Además del aumento del insomnio en este tramo de vida, los cambios hormonales pueden provocar un incremento en la apnea del sueño, que es generalmente más común en lo hombres.

Cómo Tratar el Insomnio

Algunas maneras naturales de ayudar tratar o prevenir el insomnio son:

  • Hacer ejercicio físico a diario
  • Evitar tomar café, energizantes, o bebidas y comidas con mucha azúcar varias horas antes de ir a la cama
  • Beber te de manzanilla o tilo
  • Comer pistachos (los pistachos tienen el mayor contenido de melatonina descubierto en cualquier alimento, por lo que comer dos pistachos puede ayudarte a recuperar el sueño)

Recomendamos tomar Titulus Somno o Calms Forte una vez al día antes de ir a la cama para ayudar a regular el estado de animo y el sueño. Si tu insomnio esta ligado con la menopausia, también puedes tomar Black Cohosh tres veces al día con las comidas para ayudar a aliviar y regular algunos otros síntomas de la menopausia.

Puedes llamarnos al 1-800-299-7917 para hacer una cita con el doctor Rigoberto Perez Diaz, o visítarnos en nuestra página www.salud.bz, con gusto te atenderemos. Recuerda seguirnos en Facebook e Instagram y no olvides conectarte a ver nuestro programa diario en SALUD TV.