¡Descubre el secreto de la salud femenina!

nutrición femenina

Como mujeres, nuestros cuerpos experimentan cambios notables en las distintas etapas de la vida. Desde la adolescencia hasta la maternidad y más allá, la nutrición es crucial para la salud y el bienestar general.

 Tiempo de lectura: 3 minutos

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, embarquémonos en un viaje a través de la ciencia de la nutrición femenina.

1. Hierro

El hierro es un nutriente poderoso para las mujeres, vital para prevenir la anemia y garantizar unos niveles óptimos de energía. Las verduras de hoja verde como las espinacas, la col rizada, las carnes magras y las legumbres son fuentes excelentes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la deficiencia de hierro afecta aproximadamente al 30% de las mujeres en todo el mundo, por lo que es esencial dar prioridad a los alimentos ricos en este nutriente. 

¿Sabías que Rigoton puede ayudarte a alcanzar tus necesidades vitamínicas? 

2. Calcio

El calcio no sólo fortalece los huesos, sino que desempeña un papel crucial en la función muscular, la transmisión nerviosa y la coagulación de la sangre. Los productos lácteos, la leche vegetal enriquecida y las verduras de hoja verde contribuyen a la ingesta de este nutriente. 

¡Añade Coral Calcium a tu rutina para asegurarte de que cubres fácilmente tus necesidades diarias de calcio!

3. Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos omega-3, presentes en pescados grasos como el salmón, las nueces y las semillas de lino, son nutrientes que potencian el cerebro. Diversas investigaciones sugieren que los Omega-3 pueden favorecer la función cognitiva y el bienestar mental, lo que los convierte en una valiosa adición a la dieta de la mujer, especialmente durante el embarazo y el posparto.

4. Folato

El folato, o vitamina B9, es crucial para las mujeres en edad fértil. Favorece el desarrollo del feto y ayuda a prevenir los defectos del tubo neural durante el embarazo. Las verduras de hoja verde, los cítricos, las legumbres y B-Complex son excelentes fuentes de folato. 

5. Fibra

La fibra es el héroe de la salud digestiva. Ayuda a mantener un peso saludable, regula los niveles de azúcar en sangre y favorece la diversidad de la microbiota intestinal. Los cereales integrales, las frutas, las verduras y las legumbres son ricos en este nutriente. La Asociación Americana del Corazón sugiere que una dieta rica en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

La incorporación de diversos alimentos ricos en nutrientes garantiza que las mujeres recibamos las vitaminas y minerales necesarios para prosperar en cada etapa de nuestra vida. Así pues, ¡emprendamos el viaje de nutrirnos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest