¿Te sientes hinchado/a? ¡Podrías estar reteniendo líquidos!

pexels-cottonbro-studio-7507671

La retención de líquidos ocurre cuando estos se filtran de los vasos sanguíneos o del sistema linfático y se acumulan en el tejido circundante. ¿Últimamente te sientes hinchado/a? ¡Tal vez estás reteniendo líquidos!

 Tiempo de lectura: 5 minutos

Cuando estamos reteniendo líquidos nuestro cuerpo se siente hinchado y pesado. Las piernas se ven particularmente afectadas, al igual que los pies y los tobillos. Sin embargo, las manos, los dedos, la cara y el estómago también pueden verse afectados por la retención de agua. 

Entonces, ¿cómo puedes determinar si esta es la causa de tu hinchazón?

Fácil: presiona el dedo sobre el área hinchada durante unos segundos. Si queda una abolladura visible, que solo retrocede lentamente, entonces se trata de una retención de líquidos. Hay muchas razones por las que se produce este fenómeno. Estas son las causas más comunes:

1. Retención de agua por predisposición: por un lado, a veces nuestros genes tienen la culpa, por otro, nuestro estilo de vida podría estar causando la hinchazón. Si nos paramos o nos sentamos mucho, por ejemplo, la sangre en el cuerpo se hunde en las piernas, lo que crea una mayor presión y el agua fluye desde los vasos hacia el tejido.

2. Agua en las piernas por el calor: muchas personas sufren de hinchazón durante el verano. La razón: cuando hace calor, los vasos sanguíneos se dilatan para poder disipar mejor el calor de nuestro cuerpo. Esto permite que el agua ingrese al tejido circundante sin obstáculos.

3. Cambios hormonales en la mujer: otra razón para la retención de líquidos es el ciclo menstrual femenino o el embarazo. La hinchazón suele ocurrir antes y durante el período y durante el embarazo.

4. Consumo de ciertos medicamentos: ciertos medicamentos, como los antidepresivos, los antiinflamatorios o los medicamentos para la presión arterial alta y la diabetes se encuentran entre los desencadenantes más comunes de la retención de líquidos.

5. Enfermedades: además, la hinchazón puede estar relacionada con enfermedades graves como el cáncer, enfermedades hepáticas y renales, hipotiroidismo o enfermedades del corazón. Por lo tanto, para descartar enfermedades, es esencial consultar a tu médico, especialmente en el caso de síntomas graves y duraderos.

Hay algunos consejos y trucos que puedes usar para drenar tu cuerpo rápida y fácilmente:
  1. Consume alimentos ricos en potasio como frutas secas, plátanos, melones, papas, quinoa y aguacates
  2.  Masajea la zona afectada. El drenaje linfático puede ayudar a cualquier persona que esté luchando contra la retención de líquidos. 
  3. Vinagre de sidra de manzana. El vinagre de sidra de manzana es rico en potasio, tiene un efecto antiinflamatorio y por lo tanto reduce el dolor y la hinchazón. Lo mejor es mezclar una o dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana crudo en un vaso de agua dos veces al día y beber a pequeños sorbos. 
  4. Bebé tés de hierbas o consume suplementos naturales. Ciertas infusiones y fórmulas naturales con efectos drenantes y diuréticos se pueden encontrar en la mayoría de las droguerías y farmacias. Ayudan a eliminar el exceso de líquido del cuerpo y activan el flujo linfático. La ortiga, la menta, la hoja de abedul o el té verde son particularmente buenos. Nuestro consejo: consume un suplemento a base de Boldo. 
  5. Bebe mucha agua. ¿Beber agua para eliminar el agua de los tejidos? Suena paradójico, ¡pero realmente ayuda! Para deshacerse rápidamente de la hinchazón en las piernas, debe asegurarse de beber suficientes líquidos. Deben ser de dos a tres litros de agua al día; en verano, incluso puede ser un poco más.

Por último, un consejo extra: para reducir la hinchazón, además de por un sinnúmero de beneficios para tu salud,  ¡reduce tu consumo de alcohol, sal y azúcar!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta