Mantente hidratado (¡incluso si no te gusta el agua natural!)

hidratado

El verano es una época del año en la que es especialmente importante mantenernos bien hidratados. ¡Una hidratación adecuada es esencial para el funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo!

 Tiempo de lectura: 3 minutos

El agua representa aproximadamente el 60% del peso corporal y juega un papel vital en funciones como la regulación de la temperatura corporal, el transporte de nutrientes y la eliminación de toxinas. 

Sin embargo, para muchos, beber agua natural puede resultar aburrido o poco apetecible. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para mantenerte hidratado de manera efectiva, incluso si no eres fanático del agua natural.

1. Infusiones de frutas y hierbas

Las infusiones de frutas y hierbas pueden hacer que el agua sea más atractiva. Añadir rodajas de frutas como limón, naranja, fresas o pepino, junto con hierbas como menta o albahaca, puede darle un sabor refrescante y agradable al agua.

2. Consume alimentos ricos en agua

Muchos alimentos tienen un alto contenido de agua y pueden contribuir significativamente a tu hidratación diaria. Algunas opciones incluyen a la sandía, que contiene alrededor de un 92% de agua, el pepino, compuesto por un 96% de agua y las naranjas, con su 87% de agua.

3. Bebidas deportivas y electrolitos

Las bebidas deportivas pueden ser una buena opción para reponer los electrolitos perdidos a través del sudor, especialmente si estás realizando actividad física intensa. Opta por versiones bajas en azúcar y sin colorantes artificiales.

4. Té helado y té de hierbas

El té helado y las infusiones de hierbas son alternativas excelentes al agua natural. Asegúrate de que sean sin cafeína para evitar el efecto diurético que puede causar la deshidratación.

5. Batidos y smoothies

Los batidos y smoothies, hechos con frutas y verduras, no solo son hidratantes sino que también aportan una gran cantidad de nutrientes. Puedes usar una base de agua de coco para aumentar el contenido de electrolitos.

6. Agua de coco

El agua de coco es una opción refrescante y rica en electrolitos naturales. Es especialmente buena para rehidratarse después de hacer ejercicio o pasar tiempo al sol.

7. Sopas frías

Las sopas frías, como el gazpacho, son una excelente manera de aumentar tu ingesta de líquidos mientras disfrutas de una comida refrescante y nutritiva.

Mantenerse hidratado durante el verano es vital para nuestra salud y bienestar general. Si no te gusta el agua natural, hay muchas alternativas deliciosas y nutritivas para asegurarte de que tu cuerpo reciba la cantidad adecuada de líquidos. ¡Experimenta con estas opciones y disfruta de un verano saludable e hidratado!

Para más consejos de salud y bienestar, y para explorar nuestra gama de suplementos naturales que pueden ayudarte a mantener un equilibrio óptimo, visita el sitio web de SALUD.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest