Guía para una cesta de la compra consciente

compras conscientes

En un mundo repleto de opciones, tu viaje al supermercado tiene el poder de influir no sólo en tu bienestar, sino también en la salud del planeta. Aquí tienes algunos consejos que te guiarán hacia una compra consciente y saludable.

 Tiempo de lectura: 3 minutos

Opciones coloridas y ricas en nutrientes:

Elige frutas y verduras de colores para crear un arco iris en tu plato. Son ricas en vitaminas y minerales esenciales y contribuyen a una dieta visualmente atractiva y diversa. Para un aporte extra de nutrientes, añade Rigoton a tu rutina diaria.

Selección consciente de proteínas:

Tanto si te inclinas por las proteínas de origen animal como vegetal, elige con conocimiento de causa. Selecciona pescado y carnes magras de origen sostenible, o explora opciones de proteínas vegetales como las alubias, las lentejas y el tofu.

Cereales integrales para una nutrición sana:

Cambia los cereales refinados por cereales integrales como la quinoa, el arroz integral y la avena. Estos proporcionan un espectro de nutrientes y fibra dietética, promoviendo la salud digestiva y manteniendo la liberación de energía.

Productos locales y ecológicos:

Apoyar a los agricultores locales no sólo garantiza productos más frescos, sino que también contribuye a la sostenibilidad de la agricultura regional. Considera la posibilidad de elegir opciones ecológicas para reducir la exposición a los pesticidas y contribuir a unas prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente.

Reduce al mínimo los alimentos procesados:

Los alimentos procesados suelen contener aditivos, conservantes y un exceso de azúcar o sal. Da prioridad a los alimentos frescos e integrales para maximizar los beneficios nutricionales y minimizar los aditivos innecesarios en tu dieta.

Consumo consciente de productos animales:

Si consumes productos de origen animal, ten en cuenta su procedencia. Elige huevos, lácteos y carne de granjas comprometidas con prácticas éticas y sostenibles. Esto no sólo favorece el bienestar de los animales, sino que también está en consonancia con una agricultura respetuosa con el medio ambiente.

Compras a granel y envases reducidos:

Opta por los contenedores a granel para minimizar los residuos de envases. Trae tus bolsas y recipientes reutilizables para cereales, frutos secos y otros artículos. Este pequeño paso reduce los plásticos de un solo uso y fomenta una rutina de compra sostenible.

Lee las etiquetas con ojo crítico:

Tómate un momento para echar un vistazo a las etiquetas de los productos. Busca azúcares ocultos, exceso de sal y aditivos artificiales. Estar informado sobre lo que contienen los alimentos te permite tomar decisiones más saludables.

Alimentación de temporada:

Elige frutas y verduras de temporada. No sólo suelen ser más frescas y sabrosas, sino que también ayudan a los agricultores locales y reducen el impacto medioambiental de los largos transportes.

Planifica y prepara:

Antes de ir a la tienda, planifica las comidas de la semana. Esto reduce el desperdicio de alimentos, garantiza que dispones de todos los ingredientes necesarios y puede orientarte hacia opciones alimentarias más saludables.

Tus decisiones de compra repercuten más allá de tu economía, creando un efecto dominó que impacta en tu salud y en el medio ambiente. Recuerda que en SALUD, seguimos valores familiares para crear fórmulas originales totalmente naturales que son probadas personalmente para hacer frente a las dolencias comunes de hoy en día – al igual que nuestro fundador, el Dr. Rigo, lo hizo desde el principio. 

Aunque hemos pasado de ser una pequeña empresa latina de venta por correo a una veterana en el campo de la salud que atiende a clientes de todo el mundo, ¡seguimos siendo una empresa familiar!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest